El uso correcto del cubrebocas es indispensable para reducir el riesgo de contagio. Recuerda que al utilizarlo, no solo estás cuidando tu salud, también estás cuidando la de los demás.No bajemos la guardia, seamos responsables.